Síguenos:

Protege tu piel del sol sin dejar de disfrutar sus efectos saludables 

Una breve exposición a la luz solar puede beneficiar nuestra salud, pero es importante siempre ante esta exposición tomar medidas protectoras para evitar daños en la piel como quemaduras, manchas o cáncer de piel. 

Lo que debes saber sobre el cáncer de piel

Es el crecimiento descontrolado de células anormales en la epidermis, la capa más externa de la piel, que hace que se formen tumores malignos, principalmente a causa de la exposición a los rayos ultravioletas y factores genéticos. 

Principales tipos:

  • Melanoma: es el tipo más grave de cáncer de piel por su potencialidad para extenderse rápidamente a otras partes del cuerpo si no se detecta y trata a tiempo. Se desarrolla en las células productoras de pigmento, llamadas melanocitos. 
  • Carcinoma basocelular:  es el tipo más común de cáncer de piel debido a que se desarrolla en las células basales de la epidermis, que es la capa más externa de la piel y la más expuesta al sol. Por lo general, no se propaga a otras partes del cuerpo, pero puede ser localmente destructivo si no se trata. 
  • Carcinoma espinocelular: es el segundo tipo más común de cáncer de piel y tiende a ser más agresivo que el carcinoma basocelular, por su potencialidad para extenderse a otras partes del cuerpo si no se trata tempranamente. Se desarrolla en las células escamosas de la epidermis. 
  • Carcinoma de células de Merkel: es un tipo raro y agresivo de cáncer de piel que se desarrolla en las células de Merkel, ubicadas en la capa más profunda de la epidermis.  

Síntomas más comunes que pueden indicar algún tipo de cáncer de piel:

  • Cambios en la coloración, tamaño y forma de los lunares.  
  • Manchas asimétricas con bordes difusos que pueden en algunas ocasiones causar picazón, sangrar o doler.  
  • Irritaciones o quemaduras que tardan más de lo normal en curarse o que no curan.  
  • Pigmentación alrededor de lunares o manchas que empiezan a expandirse hacia la piel adyacente.  

Medidas simples para proteger la piel del sol:

  • Evita o reduce la exposición al sol entre las 10:00 a.m. y las 2:00 p.m.  
  • Usa también protector solar FPS 30 o mayor en días nublados. Preferiblemente que en la etiqueta se indique que es de amplio espectro.  
  • Usa ropa que proteja cuello, orejas, ojos y cabeza; lentes de sol con filtro.  
  • Evita broncearte, ya sea al aire libre o en camas de bronceado. 
      

Es importante que revises tu piel para detectar cambios sospechosos que pueden ayudar a detectar el cáncer de piel en sus estadios iniciales. Una detección temprana brinda mayor probabilidad de que el tratamiento sea exitoso.  

En la Clínica CES contamos el servicio de mapeo corporal de lunares y dermatología oncológica. Si observas algún cambio en tu piel que te preocupe, consulta con nuestros especialistas en Dermatología. 

Pide tu cita  

(604) 322 93 03  

citas@clinicaces.edu.co

WhatsApp 300 548 83 22 exclusivo para pacientes de póliza, medicina prepagada y particulares 

Compartir